El yoga, permite encontrarnos a nosotros mismos

mediante una forma divertida de compartir la pasion por el yoga con familiares y amigos

Eventos

 

cover011

 

 

 

 

 

 

Diplomado en Qi Gong Shaolin

El arte de cultivar la energía

Duración: Un sábado al mes durante siete meses en Ek Ong Kar Centro de Yoga.

Temas:

Sábado 14 de Julio:

Sonidos curativos, transformando el estrés en vitalidad a través de los sonidos.

Sábado 11 de Agosto:

Sonrisa interior, técnicas para incrementar y transformar la salud y vitalidad.

Sábado 22 de Septiembre:

Qi Gong Meridiano, técnicas para aprender a dirigir la energía Chi a través de los meridianos de acupuntura.

Sábado 20 de Octubre:

Orbita microcósmica: para aprender a resguardar e incrementar la energía del cuerpo a través de la orbita microcósmica.

Sábado 17 de Noviembre:

Meditación Zuo Chan, para aprender a armonizar los tres tesoros esenciales a través de la meditación energética.

Instructor:

  • Jorge Espinosa Cerón instructor certificado de Yoga y Wushu Kung Fu, introduce la disciplina Tai Chi Chuan y Qi Gong en el estado de Hidalgo desde 1989, conferencista y expositor en temas de nutrición, disciplinas y medicina de China, naturismo y artes marciales.

Horario: de 10:00 A.M. a 2:00 P.M.

Costo: $350 por módulo

Incluye manual por cada modulo y al concluir todos los módulos se otorgará diploma.

Reservar con anticipación para tener listo el material.

Informes: 771 129 8341 y 771 134 1340

 

¡No te lo pierdas y reserva tu lugar!

 

dsc_4674_2

Yoga junto con el movimiento consciente han sido determinantes en cada proceso de mi vida, yo creo que el movimiento por si solo te lleva a un autoconocimiento y a un crecimiento personal en muchos niveles y aspectos diferentes del ser y no creo que dicho crecimiento pueda ser predeterminado o previsto en algún modo en particular. En mi vida, yo no podría ver el aspecto personal del profesional como dos cosas aparte. Mis estudios como educadora de movimiento somático me han ayudado a estrechar esa integración y a llevar mi práctica y enseñanza de yoga a otro nivel mucho más profundo y consiente. Aceneth García

 

 

 

 

 

Contacto: Ek Ong Kar Centro de Yoga. www.ekongkaryoga.com
Calle Manuel Dublan #302 Col. Periodistas.
Tel. 212-0252
Celular: 771 129 8341

Learn More

Entrevista

 

 

entrevista

La siguiente entrevista fue realizada por mi maestro Leslie Kaminoff a su maestro TKV Desikachar.

La publicación original en inglés se encuentra publicada en yogaanatomy.org y con el permiso de mi maestro Leslie Kaminoff la traduje con la ayuda de Mirna Yanira García y la publico en este sitio por su importancia y su contenido. Todos los que estamos interesados en la practica de Yoga  podemos beneficiarnos con estas enseñanzas e ilustrarnos sobre la personalidad de un maestro tan importante como lo fue TKV Desikachar.

Sirva esta traducción y su publicación como un tributo a su vida, a sus enseñanzas y a su linaje que a través de mi maestro también considero mío.

Expreso mi gratitud a todos los que hicieron posible esta publicación:

Aceneth García

Fundadora y Directora de Ek Ong Kar centro de Yoga

 

Desikachar: La semana pasada Leslie me invitó a dar un discurso en la conferencia de la Unidad de Yoga, en mayo de 1993. La conferencia gira sobre el tema de rendirles tributo a las personas que han hecho  aportaciones importantes al yoga en los últimos 100 años y también sobre el futuro de esta práctica. Yo le sugerí que en vez de eso, tal vez podríamos hacer algo aquí en Madrás, considero que resulta más fácil dado que ahora los dos estamos aquí. (Risas)

Leslie: Tengo preparadas algunas cosas….

Desikachar: Por favor. (Risas)

Leslie: Así como lo has mencionado, este próximo año, 1993, lo hemos escogido en América para celebrar el cien aniversario de la llegada de la yoga a los Estados Unidos. La razón es que justo hace cien años en septiembre de 1893, Swami Vivekananda presentó la filosofía Vedanta ante una gran audiencia en el parlamento mundial de religiones. Qué les dirías a los yoguis estadounidenses sobre  este último siglo en que nos hemos involucrado en las enseñanzas orientales, particularmente si todo empezó con un Swami Vedanta presentándose ante el parlamento de religiones.

Desikachar: Bien, pues estoy asombrado por el interés generado. De hecho no sabía que fue hace 100 años que nuestro gran maestro Swami Vivekananda fue a tu país y habló. Todo lo que puedo decir es que esto refleja el interés que hay en Estados Unidos sobre nuestra cultura. Habiendo aprendido tanto de occidente tengo que agradecer ese interés. Porque  es precisamente gracias a él que hemos aprendido mucho sobre nuestra propia herencia cultural. Por lo tanto estoy muy agradecido. (Risas)

Leslie: Has mencionado esa  herencia cultural. Pero de cualquier modo no parece haber una continua mezcla entre Vedanta y Yoga en la forma en que se ha presentado en occidente. Hay una asociación de las religiones hinduistas con el yoga que muchos maestros han promovido y lo siguen haciendo, de manera implícita o explícita. Por lo tanto tengo curiosidad sobre que querrías que la gente supiera en cuanto a la diferenciación de tu tradición respecto a Yoga y la filosofía Vedanta.

Desikachar: Cuando estaba trabajando como ingeniero, Leslie, mi jefe era de Dinamarca y nosotros siempre pensamos que él era un experto en diseño estructural, porque era nuestro jefe y trabajábamos en una compañía donde éramos expertos en la construcción y el diseño de estructuras. Hoy es la mejor empresa en India y yo siempre pensé que él era un experto en mi ramo, que es la ingeniería estructural.

Pero después me vine a enterar que él era en realidad ¡experto en pesca!  ¡Y la única manera de venir a India era siendo experto en una área donde nosotros no tenemos expertos!  (Risas)

Así fue que pudo tener su permiso de trabajo para venir a India y ser nuestro experto en estructuras. No sabía que él era en realidad un hombre de pesca.

Lo que estoy tratando de decir es que cuando la gente viene de occidente a nuestro país, nosotros asumimos muchas cosas, como que saben mucho de tecnología, que son expertos en  computadoras, que son muy buenos en el idioma inglés, es como si ellos supieran todo lo que el occidente representa para nosotros. Así que a menudo, con estas expectativas, ellos tratan de estar a la altura, por lo tanto no podemos culparlos de que nosotros esperemos que sean de cierto modo, tal vez no quieran decepcionarnos. Yo creo que esto sucede para ambas partes, ya sabes entre más ignorantes somos, más ocurre.

El asunto es que Yoga es un sistema diferente a Vedanta y existen seis sistemas basados en la herencia cultural de la India llamados Vedas, y no negamos que Vedanta es uno  de estos sistemas con el hinduismo, pero no es Yoga.

Debo de mencionar una y otra vez que, por diferentes razones, incluido el énfasis en el hinduismo, los sutras del vedanta refutan al yoga mismo, esto se debe a la actitud que Patanjali tiene sobre Dios, por ejemplo,  o la creación etc. Así que los sutras del Vedanta refutan al yoga. El Sutra en específico es Etena yogah pratyuktah  (V.S. Cap. II Secc. I Sutra 3). Por lo tanto hay una clara distinción entre hinduismo, vedanta y yoga. (Risas)

Leslie: ¿Cuál es la traducción y el significado literal de dicho Sutra? (Etena yogah pratyuktah)

Desikachar: Significa: Por lo que hemos explicado, hemos refutado al yoga.

Lo que dicen es que Yoga menciona a Ishvara como al maestro pero no dice que Dios haya creado al mundo. Yoga no dice que todo regrese a Dios, yoga no menciona que hay una cosa y solo una cosa y que es Dios Brahma. Esta palabra Brahma no existe en los yoga sutras, y estas son cosas muy fundamentales.

Estos asuntos son muy importantes para los seguidores del vedanta quienes creen en la realidad de un Brahma, pero si yoga ni siquiera tiene esa palabra, menos aún el significado de Brahma.

El yoga de Patanjali habla sobre Ishvara como una posible entidad, tal vez el mejor maestro, el primer maestro, pero no menciona a un Dios que crea al mundo. Solo habla sobre lo que deberíamos hacer con nuestra mente y si Dios me sirve de ayuda como punto de enfoque de mi mente entonces Dios está bien para mí, pero si Dios no le sirve a tu mente, olvídate de Él y busca algo más. Esto no es fácil de aceptar para un hindú como yo.

Me sorprende que no sea obvio para mucha gente, porque estas explicaciones no son mías, ni siquiera son de mi padre, ni son explicaciones de hace cien años. Vyasa habló así en sus Vedanta sutras (aproximadamente en el año 200 D.C.). Es muy importante para nosotros enfatizar que Yoga no es una religión hindú. Yoga es un sistema que ayuda a la mente y que los hindús pueden utilizarla como lo han hecho y todo mundo puede practicarlo. (Risas)

Leslie: ¿Ateos pueden practicarla?, ¿Agnósticos pueden practicarla?

Desikachar: Si, si. Krishnamurthi solía practicar yoga. Gente que rechaza todos los sistemas ha practicado yoga.

Espero haberme explicado claramente, y siento mucho que exista esta confusión. Ofrezco mis más sinceras disculpas por que nosotros los hindúes no hemos explicado esto claramente. (Risas)

Leslie: Una pregunta relacionada que tiene que ver con los diferentes conceptos de ego. Parece haber una confusión sobre el concepto de ego tanto desde la perspectiva de yoga como de desde la perspectiva occidental. Sería  posible que nos aclares que significa en yoga el término ego o el término que se traduce como ego, y que rol juega en el proceso y en la eventual meta del yoga.

Desikachar: En cuanto a esta pregunta, mi referencia es Patanjali. Quiero hacer esto muy claro porque este es el texto de yoga  por excelencia. Hay miles de textos antiguos relacionados a yoga , pero el más importante y el más aceptado, el fundamental texto de yoga son los sutras de Patanjali. Así que mi respuesta está basada en sus enseñanzas, las enseñanzas tan practicas de Patanjali .

Ahora dada la proximidad entre lo que decía Patanjali y lo que es conocido como Samkhya, que es otra de nuestras escuelas, de alguna manera esta palabra de ego ha entrado en el campo del yoga. Dentro de lo que yo entiendo, aún si yo mismo alguna vez la he usado, no existe la palabra ego en Yoga. La palabra ego no aparece en los yoga sutras de Patanjali. ¿O sí? (Risas)

Leslie: ¿Te refieres a Ahamkara?

Desikachar: No existe la palabra Ahamkara en los yoga sutras. Puedes ir del primer Sutra al Sutra 195 y no está la palabra Ahamkara en todo el texto. Algunas personas lo han utilizado pero eso no es culpa de Patanjali (Risas)

Leslie: ¿Vyasa ha usado esa palabra en sus comentarios?

Desikachar: Si eso es lo que quiero decir… Algunas personas han usado este término… incluso puede que yo lo haya hecho, pero de acuerdo a la autoridad (Patanjali) No hay nada. Pero hay un concepto interesante en yoga que es la asociación: Yo me asocio con ciertas cosas.

Por ejemplo, *Soy el hijo de un gran yogui* esto es una asociación. *Soy una persona muy educada*, *he enseñado yoga por muchos años*, *Soy un experto* etc.…  Todos tenemos estas asociaciones. Estas asociaciones pueden ser buenas o malas. Por ejemplo yo puedo decir *Soy muy afortunado de tener las bendiciones de mi padre* estas también son asociaciones. *Cuando pienso en el yo no soy nadie, el es tan grande y yo muy pequeño* Esta es un tipo de asociación.

Patanjali habla sobre estas asociaciones, las buenas y las malas. Asmita, es llamado Asmita. Así que este Asmita puede ser bueno o malo. Ahora la palabra Asmita es a menudo confundida con ego, pero cuando estudias los yoga sutras aprendes que tenemos buenas asociaciones y malas asociaciones.

Por ejemplo si yo estoy en estado de meditación. Estoy completamente absorto en el objeto de mi meditación, esto también se conoce como Asmita. Así que la meta en mi vida puede ser estar en ese estado. Supón que estoy acostumbrado a cierto tipo de comportamiento, a enojarme, eso también es Asmita porque estoy fuertemente asociado a algunas de mis kleshas negativas que no tiene ningún sentido mantener.

Patanjali es muy inteligente en este sentido. En primera, nunca usa la palabra ego, en segunda él solo habla sobre mente. Mente con buenas asociaciones y mente con malas asociaciones. Una es deseable y la otra no lo es. Así que en Yoga no tenemos este problema. (Risas)

Leslie: Entonces Yoga habla meramente de una colección de asociaciones entre la mente y algunos objetos, pero no sobre una distinta identidad o entidad en y de sí mismo  la cual puede ser asociada como un ego. ¿Estoy entendiendo bien?

Desikachar: No creo que el ego sea algo que simplemente puedo sacar de mi bolsa y ponerlo a un lado. Me gustaría ver una demostración donde el ego pueda ser sacado de la bolsa y puesto a un lado y decir *este es mi ego*. Porque la palabra Ahamkara en si misma fue definida por mi padre como algo que no soy yo pero que considero que eso soy.

De acuerdo a esto, para entender al ego tengo que entenderme  a mí mismo y tengo que entender que no soy. Yo me pregunto ¿cuánta gente tiene la gran fortuna de entender esto? Así que sin entender esto, ¿cómo entonces podría yo sacarlo de mi bolsillo y ponerlo en cualquier lugar? En yoga no estamos preocupados por estas cosas, ¡estamos muy felices de que no tenemos problemas con el ego! (Risas)

Leslie: Siendo aclarado esto, entonces ¿qué tiene que decir el yoga de Patanjali sobre la naturaleza de la identidad de un individuo?

Desikachar: Si, eso es posible. Tenemos una identidad y esa identidad es asociada con lo que nos ha sucedido en el pasado y con lo que pensamos de nosotros mismos. Que tanto esta identidad representa a mi verdadera naturaleza,  – que es básicamente una naturaleza pacifica, un estado de ser donde existe algo de felicidad, donde tengo claridad sobre las cosas- no lo sé. Así que identidades pueden ser dos: equivocada y correcta. (Risas)

Leslie: Y la identidad correcta es básicamente…

Desikachar: Si. Por ejemplo una identidad equivocada para mi es asumir que por que hablo inglés, he tenido una educación técnica, soy muy inteligente en relaciones públicas, y tengo muchos alumnos, entonces tal vez empiece a pensar que soy mejor que mi padre. Después de todo el no estudió ingeniería en la universidad y  no hablaba inglés, no tenía tantos alumnos como yo, nunca salió lejos como yo lo hice y no tiene una jugosa cuenta en el banco como yo la tengo, por lo tanto no está cerca de mí. Esta es una falsa identidad.

Leslie: ¿No te da gusto que no voy a citar esas palabras fuera de contexto? (Risas)

Desikachar: Tú puedes hacer lo que quieras, porque es blanco y negro y después de todo yo no tengo problemas de ego. (Risas)

Leslie: Bien, hablando de problemas de ego, en tu amplia experiencia, estos últimos  20 o 30 años de enseñar tanto en la India como en occidente clases personalizadas a cada alumno, ¿has encontrado útil el concepto de renunciar al ego, o es más bien dañino para las personas cuando tienen la idea de que renunciar al ego es algo que les va a traer paz?

Desikachar: Muchas personas lo han intentado y no ha funcionado. (Risas) El problema ya sea en la India o en otros lugares es que  ¿Qué es aquello a lo que  estoy renunciando? ¡Ni siquiera sé que es aquello ante lo que estoy renunciando! Si es a un ejército entonces lo sé, es como una guerra en la que me estoy rindiendo ante el vencedor, entonces tomamos la pistola o la espada y la ponemos a los pies del otro. (Risas)

Leslie: Eso es claro…

Desikachar: Si, tú puedes tomar foto o video como en Bangladesh. A menudo veíamos como el ejército pakistaní tenía que rendirse al de la India. Tenemos ese tipo de cosas en la guerra, pero aún así no está muy claro a veces. No es una situación agradable y siento mucho que las personas traten de rendirse o renunciar a algo y se sientan mal al respecto porque en primera no saben a lo que  están renunciando y segunda sienten que lo tienen que hacer. No podemos verbalizar este fenómeno porque es algo mucho más profundo.

Deja te doy un ejemplo, algunos de mis amigos alguna vez han hecho la promesa de dejar el café y como tú sabes yo también doy terapia y a veces le recomiendo a las personas sobre algunas cosas como por ejemplo en algunos casos les digo:* Parece que tienes problemas en el hígado por lo tanto deberías de dejar de tomar café* Entonces ellos dicen: *si señor, si dice que es por mi salud, estoy dispuesto a hacer cualquier cosa, estoy tan enfermo que no me importa hacer lo que sea* Y yo les digo: *Oh por favor si no puedes dejar el café no lo dejes, porque yo soy una persona practica* y ellos dicen: No hay problema si lo voy a dejar y al siguiente día le dicen a su familia. *No más café*. Después de un par de días ya sabes lo que pasa, les llega el olor de café recién hecho, todo mundo está tomando su café, y hasta alguien te ofrece una taza de café, ¡pero tú ya has hecho la promesa de dejarlo! Entonces pasa un día, dos días, tres días, y tienes éxito en resistirlo, pero poco a poco antes de que te des cuenta, el café llega a ti y terminas tomándotelo, y te sientes como un ladrón tomando tu taza de café.

¡Qué pena que alguien tenga que sentirse como un ladrón tomando su propia taza de café! Entonces vas y te encuentras con tu maestro y te pregunta, ¿Si dejaste el café? Y ahora tú tienes dos opciones, decir una mentira y sentirte mal por decirla, o decir la verdad y también sentirte mal por decirla. Mucha veces la gente se siente mal, no porque yo le haya pedido que dejaran el café, si no porque ellos querían dejarlo y simplemente no pudieron.

Así que el asunto de renunciar es como este ejemplo, deberías de estar muy preparado para que suceda, no es simplemente como soltar una hoja de papel, así no es posible, por eso es que en India los grandes maestro como mi padre han dicho que el acto de renunciar es la última etapa en la vida de alguien y es llamado Prapatti.

Prapatti no es algo que sea posible para un muchacho por ejemplo. Uno tiene que ir a través de mucha evolución, -uno tiene que sufrir mucho- uno tiene que experimentar lo que es la vida, disfrutar mucho y desarrollar devoción,  tal vez para entonces , al final de toda la historia, la renunciación sea algo posible. Por lo tanto renunciar es un proyecto a largo plazo, el acto de renunciar no es algo que podamos hacer en un día. (Risas)

Leslie: Creo que tú ya tienes algo en tu vida a lo que has tenido que renunciar.

Desikachar: Si. Bueno como dijiste el otro día. Solo puedo renunciar a lo que tengo y a lo que se. Si no lo tengo o no lo sé entonces mi renunciación es falsa, como cuando los políticos dicen que no son corruptos, -no es verdad- (Risas)

Leslie: Entonces si fuéramos a hacer aquí una declaración radical, podríamos decir que una cosa útil que la gente puede obtener de practicar  yoga sería con el propósito de crear un ego o una identidad fuerte e integrada?

Desikachar: Sin usar la palabra ego, porque yo sé muy poquito al respecto. (Risas)

Leslie: Entonces identidad tal vez

Desikachar: Todo lo que quiero decir es que *Debo de saber algo sobre mi mismo antes de saber qué hacer conmigo* Yo diría algo así. (Risas)

 Leslie: Eso me recuerda una conversación que tuve con Paul (Harvey) anoche. La pregunta que te queríamos hacer es esta: ¿crees que en occidente el rol del yoga esta enfatizado o debería de ser enfatizado en algo holístico en vez de en la trascendencia? Desde que el  tema de esta  entrevista es el futuro del yoga, ¿te gustaría ver en el futuro maestros de yoga con un entendimiento de esta necesidad de desarrollar una identidad más integrada?

Desikachar: Lo que me gustaría decir al respecto de esto, es confesar que no tengo la autoridad de decir de decir que es lo mejor para occidente. Yo soy de India, y solo puedo hablar por mí, puedo decir lo que yoga ha hecho por mí. Yoga me ha ayudado a descubrir mi tradición, tanto la grandeza como las debilidades de mi tradición. Yoga me ha ayudado a conocerme –mi lado bueno y mi lado malo-, yoga me ha ayudado también a acercarme a mi maestro, porque no puedo decir que yoga es algo que yo haya elegido, tuve la ayuda de un gran maestro, mis asociaciones  con mi maestro incluyendo el estar con él, vivir con él, bañarlo y aprender de él. Lo que Yoga ha hecho por mí es reducir una porción de mi lado malo y darme una esperanza de que tenga un lado bueno, también me ha hecho feliz aprender que mi tradición india es muy grande, tiene muchas cosas buenas y también he aprendido muchas cosas de mi tradición que hoy en día ya no tienen relevancia.

Este ha sido mi propio descubrimiento a través de yoga. ¿Cómo puedo contestar lo que yoga puede hacer por occidente? Eso solo los occidentales pueden contestarlo. (Risas)

Leslie: ¿Cuáles son algunas de las cosas que has descubierto de tu tradición que ya no parecen ser útiles para ti?, y ¿qué piensas de la idea de preservar una tradición solo porque es antigua?

Desikachar: Por ejemplo el tipo de disciplina a la que mi padre se sometió, yo soy incapaz de hacerlo. Obviamente las facultades que él tenía, yo no las tengo y probablemente nunca las tenga, ¡cuando tenía 90 años podía hacer muchas cosas con su cuerpo que yo a mi edad no soy capaz de hacer! También la manera en expresaba su devoción hacia su Dios –sentado ofreciendo sus oraciones por horas- Yo no soy capaz de hacer eso porque mi vida es muy diferente a la de él. Yo lo respeto mucho pero no vivo como él. Entre mi padre y yo hay una separación de cincuenta años y Yoga es una tradición muy antigua –de perdida unos 1000 años, así que ¿cómo podría yo decir que represento a los Sutras de Patanjali cuando ni siquiera puedo representar a mi propio maestro?

Muchas cosas que el expresó con su vida, no son posibles para mí. Muchas de las cosas que él hizo son irrelevantes para mí, el hablaba sanscrito y yo hablo inglés, hay pequeñas cosas como por ejemplo yo solía sentarme en el piso con él y hoy estoy sentado contigo en una silla frente a una mesa, las cosas han cambiado y lo que él siempre decía era: Las cosas están cambiando, muchas cosas, muchas cosas.

Ya ves la foto de mi padre, el siempre traía las marcas en su frente, traía un poquito de pelo enfrente, él usaba una camisa solo cuando hacía mucho frío, en cambio yo no uso marca en mi frente, no me hace ningún sentido, no traigo un el pelo como él  porque nunca lo he usado así, yo soy 90% occidental comparado a mi padre. Uso ropa occidental, hablo inglés, así que es muy claro que muchas cosas han cambiado, pienso que  tengo mucho respeto por la tradición, pero los detalles de la tradición han perdido significado.

Cuando veo a mis colegas o a mis alumnos  es importante recordar que algo así siempre pasa aún en la India. Así que estoy dándote un modelo donde está un padre, su hijo y un estudiante y hay mucho de irrelevante en cada etapa, al mismo tiempo hay algo constante que es que queremos ser mejores y aprender algo de nuestra tradición. Hay algo de bueno aquí y probablemente podamos ayudar a otras personas a través de esta tradición, pero no con palabras, ni siquiera necesariamente con actos, pero en espíritu.

En cuanto a preservar las tradiciones, no entiendo ¿cómo puedo preservar las tradición de mi abuelo?, porque tengo guardadas unas hojas de palma en las cuales mi padre escribió algunas frases en un idioma que yo no entiendo. Mi padre solía leerlas, apreciarlas y guardarlas cuidadosamente, esto es algo que él recibió de su padre, y yo las tengo ahora, pero no significan nada para mí, así que como ves no puedo seguir con esa tradición. También hay una hoja de papel donde un hermoso verso está escrito en el estilo de mi padre, él lo mantuvo vivo recitándolo y meditando en él, hoy yo sigo guardando la hoja de papel, pero si me preguntas donde está, te tendría que decir que me dieras unos tres días para encontrarla por que tendía que buscarla.

Así que ¿Cómo el presente puede preservar al pasado? Yo no entiendo eso, yo solo puedo cuidar el contenedor. Paul nos daba el hermoso ejemplo de un contenedor y de preservar el contenedor muerto muy hermosamente, lo que hay adentro lo desconozco y ni siquiera sé si hay algo adentro, por lo tanto ¿qué estaría yo preservando si es una vasija vacía? Preservar la vasija sin el contenido es como un museo, sabes,  no estoy hablando de arqueólogos, estoy hablando como una persona que vive en el presente. (Risas)

Leslie: Esa es una muy buena analogía, creo que muchas personas se han vuelto arqueólogos de la cultura, las religiones o el Yoga, en vez de ser personas que sean capaces de crear algo por sí mismos en el presente. Estoy asumiendo que lo que era accesible para los rishis o los grandes maestros del pasado sigue siendo accesible para nosotros en el presente por nuestros propios esfuerzos creativos.

Desikachar: Si esa es básicamente la idea de Parampara. Parampara es mantener unas habilidades continuas, desde el pasado hasta el futuro, no haciendo que mis ancestros vivan, porque eso no es posible, mis ancestros están muertos, y yo también me voy a morir pronto. Así que ¿cómo continuar con el Sutra?, con el hilo que estaba ahí, que sigue estando ahí y que seguirá estando ahí y que es Parampara.

El hilo es que el hombre sufre y está buscando paz, ese es el hilo. Como hacerlo sufrir menos, lo que va a ayudarlo es encontrar algo de acuerdo a la situación. Somos de cierta manera en la India, en occidente es diferente, así que tal vez no pueda ayudar.

Esta tradición del sufrimiento humano y de buscar la felicidad va a continuar, ya sea que la mantengamos o no, siempre va seguir ahí, pero que hago con eso, es algo que cada quien tiene que decidir. (Risas).

Leslie: Es así cómo describirías que lo que se mantiene constante es el espíritu de las enseñanzas?

Desikachar: Mis ancestros, yo, y ojala mis hijos y mis nietos también, tenemos algo en común, la preocupación por los problemas de la humanidad.

Se habló de Dukha (el sufrimiento), se hablaba de Dukha hace muchos miles de años y seguimos hablando de eso y mañana seguiremos hablando de lo mismo, son constantes, la necesidad de las personas de ser felices, esta necesidad de la gente de no tener sufrimiento es una constante. Entonces los detalles surgen de lo que tiene que ser hecho, esto significa que se tiene que utilizar según la situación actual. (Risas)

LESLIE: Acabas de mencionar la búsqueda de la felicidad y evitar el sufrimiento. Bien, para mí, parecen ser dos motivaciones diferentes. ¿Hay alguna manera de buscar la felicidad por sí misma; no como una forma de evitar lo que no es placentero o es intolerable en nuestras vidas?

DESIKACHAR: Con todo respeto a lo que estás diciendo, la forma en que entiendo Yoga Sutra es la siguiente:

Yoga Sutra es un texto extraordinario para la gente como nosotros – gente común. Yoga Sutra se mete en muchas complicaciones para explicar cómo es que no podemos evitar sufrir, cómo no podemos escapar del sufrimiento. No importa hacia dónde te muevas, de este lado o del otro, te va a golpear. Si lees el Segundo capítulo (Y.S. II-15), explica cómo debido a mi propia condición – debido a la evolución – a mis deseos – por la naturaleza del cambio, habrá siempre Dukha. “Sarvam dukham vivekinaha.” En otras palabras, entre más busques la claridad, ¡más Dukha vas a encontrar! Siento decir esto – a Patanjali le preocupa mucho Dukha.
(risas)

LESLIE: ¿Qué hay detrás de todo? ¿Qué cosas son la naturaleza básica? En la conciencia no hayDukha, solo Ananda…

(…interrumpe)
DESIKACHAR: ¿Qué sé yo de la naturaleza básica? Si alguien me dijera que hay una olla con oro debajo de mi casa, pero yo no supiera dónde queda mi casa, ¿de qué serviría? Ahora voy a sufrir más porque antes ni siquiera sabía sobre el oro, y ahora alguien viene y me dice: “Tienes una olla de oro – ¡ve a buscarla!” Si no sé dónde queda mi casa, tal vez voy a sufrir más por este oro.
(risas)

LESLIE: Es una analogía brillante. Puedo ver que este es el dilema de la mayoría de la gente que…

(…interrumpe de nuevo)
DESIKACHAR: No es un dilema – ¡es un hecho! Entre más te diga: “Hay algo dentro de ti que siempre está feliz – hay Ananda – tú eres esa Ananda – tu naturaleza real es Ananda” – ¡te vas a sentir mucho peor!
(risas)

LESLIE: OK, bueno, permíteme decirlo de otra forma…

DESIKACHAR: Espero que perdones mi mal dominio del inglés…
(risas)

LESLIE: ¡No, no! ¡Está muy claro! Entonces de acuerdo a Patanjali y al yoga, la pregunta es la siguiente: “¿Es posible la verdadera felicidad para los seres humanos en esta tierra, en esta realidad, en este cuerpo?

DESIKACHAR: La felicidad es relativa, ¿no es cierto? Déjame darte un ejemplo. Había una pareja – una pareja muy feliz, con dos niños muy buenos – muy dichosos. Se interesaron en la espiritualidad así que fueron a escuchar a un orador y les gustó. Por lo tanto pensaron en tener un darshan y una entrevista con su maestro.

Fueron con este maestro al que veían con gran respeto y él les dijo, “¿Quiénes son ustedes?” El marido respondió, “Soy Fulano de Tal y ella es mi esposa.” “¿Qué? ¿Están casados? ¡Qué pena!” respondió el maestro.

Tres años después el matrimonio terminó. No sé si eran infelices cuando estaban juntos, o si lo eran ahora. Lo que quiero decir es que eran personas muy, muy felices – que se volvieron infelices.

Así que la felicidad y el sufrimiento son términos relativos y no creo que se puedan medir. Por eso la definición de Dukha es cómo me siento cuando no hay un barómetro.

Cierta cantidad de dinero – ciertas horas de sueño – no es lo que hace a una persona feliz o infeliz – es cómo me siento. La gente rica es infeliz a menudo, y recientemente vi a las personas en Tíbet ¡son tan felices! (Desikachar apenas regresó de una peregrinación al Monte Kailash y al Lago Mansarovar en busca del ashram oculto donde vivió su padre por 7 años con su maestro, Rama Mohana Bramachari.)

Leslie, ¡debes ir al norte de Tíbet! No tienen ropa extra, están sucios, no hay baños, carecen de televisión, solo comen algo de harina – harina de cebada – y un poco de agua con té – ¡y son tan felices! Creo que si los trajeras aquí, en dos días estarían infelices. Como dijo mi padre, la felicidad y la tristeza son experiencias que solo yo puedo sentir.

A menudo veo gente infeliz y digo, “¿Cómo puedes sentirte desdichado?” Responden, “¿Cómo podrías tú entender mi sufrimiento?” Así que la felicidad es una experiencia subjetiva – también lo es la tristeza, y ambas son relativas. Por eso, a menudo, cuando voy a occidente quedo sorprendido puesto que tienen todo lo que nosotros no tenemos. ¿Por qué dicen a veces, “¡Soy tan infeliz!” y no saben reír? – ¡No entiendo! Soy un tonto porque no entiendo por qué estos países más desarrollados son tan miserablemente infelices.

Después de estar en Tíbet entiendo más cosas, antes de empezar a hablar de cosas lógicas. ¡Qué felices estaban esos hombres y mujeres! Así que si la felicidad no se basa en lo que tenemos y mis sentimientos son relativos, en resumen, Dukha y Sukha son términos relativos.
(risas)

LESLIE: ¿Qué hay detrás del dilema de Sukha y Dukha? ¡Aunque a Patanjali se le pudo haber acusado de ser ateo, según mi información nunca se le acusó de ser pesimista!

Con esa idea en mente, ¿cómo describirías lo que se puede obtener a través del yoga aparte de esta brecha constante entre Sukha y Dukha?

DESIKACHAR: Bien, esta es una pregunta importante y estoy de acuerdo en que Patanjali usa Dukha como el primer paso hacia la felicidad. Esta es su estrategia: “Vas a encontrar Dukha. ¡No te sientas avergonzado de esto pues es lo que te llevará a un punto donde podrías tener menos Dukha!”

Esta es la idea fantástica de Patanjali – ¡Que no hay nada de qué avergonzarse! Es lo mejor que me puede suceder – ¡El momento en que reconozco que estoy en problemas! Así que estoy de acuerdo contigo y quiero enfatizar esto.

¿Cuál era la segunda pregunta? ¿Qué puede hacer el yoga?
(risas)

LESLIE: Bien, en cuanto a la pregunta del tema que hemos desarrollado, digamos que alguien ha logrado desarrollar un sentido de integridad – una identidad integrada. Entonces, en términos yoguísticos ¿cómo describirías la experiencia de felicidad de esta persona en este mundo? ¿Es esta la idea de Kaivalya?

DESIKACHAR: Patanjali nunca describió estas cosas. Le costó trabajo explicar lo difícil que es para él describir Kaivalya – que es la palabra que mencionaste, por eso la repito.

La trata de describir de muchas maneras – en cada capítulo intenta decir algo sobre Kaivalya de formas diversas. Esto significa que le cuesta trabajo describir en forma apropiada este estado. ¿Cómo podría describirlo yo?

Lo que dijo fue: “Sé que una persona es feliz o no por la manera cómo se siente cuando otros son felices y cuando son infelices.” (YS I:33)

Es una idea importante. Así que un hombre dichoso no va por todos lados diciendo, “¡Soy feliz! ¡Soy feliz!” sino que lo vemos en sus propias emociones en relación a los que les sucede a otros, ya sea felicidad o tristeza – así tal vez podamos determinar si es una persona bendecida.
(risas)

LESLIE: Entonces la mejor forma de decirlo es que solo podemos conocer la Kaivalya a través de sus efectos, y cómo podemos observar la forma en que una persona vive su vida…

DESIKACHAR: Como dijo mi padre: “En el momento en que digo que soy un Yogi – ¡No soy un Yogi!” Es lo que dijo y lo estoy citando textualmente.
(risas)

LESLIE: Veamos, lo que parece ser también peligroso es el otro lado de esa ecuación. Es decir, cuando los demás te llaman Yogi y les crees. La gente parece tener una necesidad de encontrar a alguien a quien le puedan dar cierto grado de responsabilidad. Vemos que esto ocurre mucho en Yoga.

DESIKACHAR: ¿Lo ves? ¡Yo estoy en el extremo del que recibe!
(risa)

LESLIE: Sí, y siempre he admirado la manera tan hábil en que desvías ese tipo de conducta – devolviéndola. Es una habilidad real. Históricamente, algunas de las personas más sabias se han tropezado con la proyección de sus estudiantes y me parece que esto sucede mucho en occidente. No conozco a ninguno de los maestros importantes que haya escapado por completo a este problema de una forma u otra.

¿Ves esto como una función de la confusión entre yoga y Vedanta, o es simplemente la naturaleza humana básica?

DESIKACHAR: Todos somos humanos – nos gusta el reconocimiento.
(risas)

LESLIE: Esta es otra de las preguntas de Paul: “¿Cuál es el papel de Kaivalya y Moksha para nosotros en occidente?”

DESIKACHAR: Bueno, de cualquier forma tendrán que responderse a esa pregunta solos, así que…
(risas)
De hecho, pienso que el objetivo principal del yoga es conocerme a mí mismo– mi cultura, lo que llamamos Swadharma. Creo que el yoga me ayuda identificar y aprender Swadharma. La pregunta de Moksha y Kaivalya viene cuando ya he trascendido Swadharma -de esta forma, es una pregunta imposible hasta que me entienda a mí mismo – lo que soy, y no debo sentirme avergonzado por esto.

También, lleva tiempo no sentirse avergonzado de ser uno mismo, porque no puedo evitar ser quien soy, y a menudo nos avergonzamos al compararnos. Así que lo importante es permitirnos pasar por todo eso y después te diré como dicen  los hindús, al igual que yo, “cruzaremos el puente de Moksha cuando lleguemos a él”.
(risas)

LESLIE: Así que regresamos al mismo tema, el trabajo real está frente a nosotros; el trabajo de construir una unidad fuerte e integrada – identidades. Conociendo lo que somos, sin tratar de saltarnos ningún paso, o de alguna manera contactar otra dimensión separada de la realidad en que vivimos, donde de alguna forma nuestro sufrimiento va a desaparecer.

DESIKACHAR: Algunos problemas siempre estarán ahí. No diré que el sufrimiento desaparecerá – algunos factores que contribuyen a él y algunos problemas se reducirán.
(risas)

LESLIE: ¿Piensas que algunos problemas se incrementarán, o que algunos nuevos surgirán? ¿Puedes dar algunos ejemplos?

DESIKACHAR: Sí. Ya sabes, descubrir mi propia tradición – algo sobre mí mismo – no es siempre placentero. Supongamos (como me ha parecido a mí) que hay mucho que aprender sobre mi tradición – que yo quiero saber– y necesito encontrar alguna fuente dónde aprender. Si no la encuentro, me siento muy triste y ese es un problema.

Después me doy cuenta que tengo ciertas características que no son deseables, y me gustaría encontrar los medios para reducirlas. Si no los encuentro, me sentiré infeliz. Así que es parte de nuestro crecimiento. No digo que al descubrir mi tradición – mi Dharma – voy a estar permanentemente feliz. Todo lo que puedo decir es que al menos seré más realista respecto a mí mismo. Por lo tanto, no estaré en el territorio de alguien más – estaré en el mío propio. Esto, como ya sabes, no es lo que podríamos llamar libertad del sufrimiento, pero definitivamente es libertad de Vikalpa (la imaginación reemplazando a la comprensión).
(risas)

LESLIE: Una vez me dijiste que lo que aprendiste de tu padre era solamente la mitad de todo el panorama, y la otra mitad tuvo que ver contigo y lo que aprendiste de tus estudiantes. Puesto que tu padre ha fallecido y él fue tu maestro por tanto tiempo, esa primera mitad– tu padre – ya no está presente. ¿A dónde vas ahora para continuar tu crecimiento y tu aprendizaje?

DESIKACHAR: De hecho, fui afortunado. Me convertí en maestro casi al mismo tiempo que en estudiante, cometí muchos errores en lo primero, pero los demás fueron buenos conmigo. A decir verdad, una de las primeras cosas que hizo mi padre antes de pedirme enseñar, fue requerir que lo observara mientras daba clases. Después él supervisaría mi enseñanza. Me ayudó, cometí errores y él los corrigió.

Acepté eso, así que tengo que agradecer a todas las partes. Tuve una fantástica situación con mucha retroalimentación. Así que ahí estaba, practicando, aprendiendo algo de papá y enseñando al mismo tiempo. Batallé mucho y siempre tenía nuevas preguntas, así que debía regresar con él. Este sistema me ayudó.

Si aprendí tanto de mi padre es porque estuve frente a los estudiantes y si aprendí tanto de mis estudiantes fue gracias a que les daba algo de él. He sido realmente afortunado al poder estar en esta situación desde entonces, y continúa actualmente con mis estudiantes.
(risas)

LESLIE: Ahora que él ya no está aquí, sé que has dicho que, algunas veces, todo lo que necesitas hacer es enfocarte en él, en su imagen y la respuesta llega. ¿También piensas en lo que él haría en una situación en particular?

DESIKACHAR: Muchas cosas suceden. Por ejemplo, yo no diría que tengo la capacidad de hacer las cosas como él las haría, ni puedo decir que tengo su estilo. Con todo respeto, tampoco diría que yo también emularía lo que él pudiera hacer. Esto se debe a ciertas cosas sobre occidente, por ejemplo, o sobre formas específicas de comunicación. Así que tomo algunas pistas que provienen de él y dichas pistas llegan a mí por mi fuerte relación con él. Actualmente, no lo siento lejos de mí. De cualquier forma, nunca antes lo extrañé – incluso cuando me encontraba muy lejos de casa. De alguna forma así sucede.
(risas)

LESLIE: La asociación a la que te refieres me lleva a otra consideración que es la importancia de la relación individual entre el maestro y el alumno.

En Viniyoga, en particular, esto está muy claro. ¿Sería justo decir que en el futuro, te gustaría que se reconociera más la importancia de dicha asociación en la naturaleza individualizada de la enseñanza del yoga?

DESIKACHAR: Es una pregunta muy difícil por los números que se involucran. Aprendemos cuando estamos en un grupo. En este momento, somos un grupo de cuatro. Entiendo la importancia de los grupos y sé que lo que digo ahora puede llegar a muchas personas que no conozco, estoy consciente de esto. Supongamos que apagas la grabadora y me haces la misma pregunta.

Para ti Leslie, no diría lo mismo, pero es algo a considerar. Ambos tienen su valor.
(risa)

LESLIE: Puedo ver que tomas en consideración la naturaleza de mi pregunta al responder por ¡lo que yo soy como individuo! En otras palabras, no eres el tipo de persona que podría hacer una declaración generalizada que pudiera ser cierta para todos o para un grupo grande de personas.

DESIKACHAR: No es fácil hacerlo, porque ¡tendría que ser Buddha o Patanjali!
(risas)
Es algo muy difícil. ¡Me da miedo cuando tengo que dictar conferencias! Me aterra – todos tomando notas, ¡mira, Paul está haciendo anotaciones!
(risas)
Me asusta porque piensan que represento una gran enseñanza. ¿Cómo podría decir eso? Hay personas que son muy serias – no es muy placentero estar en mi situación, por eso siempre soy muy cuidadoso, y siempre le pido a Dios que perdone mis errores. Pero cuando estoy solo con Paul, sé que no tengo nada de qué preocuparme, ni que actuar – siempre puede venir y expresar, “¿Qué fue lo que dijiste?” puedo decir, “¡Estabas en lo correcto Paul, yo me equivoqué!” ¡No puedo hacer eso cuando conozco a alguien casualmente durante dos horas y me voy!

Por eso le estaba diciendo a Adrianna (Rocco): “¿Para qué ir a Italia? No sirve de mucho – ¡Solo confundo a la gente, empaco y me voy!”
(risas)
Eso le dije – tuvimos una larga conversación sobre ello, tal vez haya algún mensaje que se pueda dar de forma muy, muy ligera a un grupo – ¿pero a cada individuo? ¡Mírense ustedes tres! Tú sonríes, ella sonríe, ¡Paul apenas sonríe!
(risas)
¡Tres personas que conozco! ¡Actúan de forma diferente frente a mí! ¿Qué pasará con los desconocidos? ¡Es un trabajo duro!
(risas)

LESLIE: Aquí va una pregunta más difícil. Digamos que por arte de magia, este micrófono se conecta al futuro y es la celebración del 100 aniversario del yoga en los Estados Unidos. ¿Hay algo muy, muy sencillo que pudieras decir para un grupo de 500 maestros y estudiantes de yoga? ¿Hay algo con lo que te sentirías seguro para que lo escucharan respecto al futuro del yoga?

DESIKACHAR: ¡Creo que el futuro del yoga está en las manos de aquellos a quienes les preocupa el futuro del yoga! Gente como tú, por ejemplo. Hasta cierto punto ustedes y hasta cierto punto nosotros. Nosotros (los maestros de la India) somos los que les hablaron primero sobre el yoga. Fuimos quienes primero abrimos los ojos y los oídos de los demás respecto al yoga. Debemos aceptarlo.

Y, ¡ay, es una gran responsabilidad! Así que cuando hablamos sobre el futuro del yoga, hablamos sobre el futuro del ser humano. Esto es muy importante– no hablamos sobre la tradición del yoga para el futuro, nos preocupa el futuro del hombre. Así que si el yoga va a contribuir al futuro, deberá hacerlo al futuro de los seres humanos.

Hablando en Madras, en mi propia cultura, no puedo tener una visión del futuro de los Estados Unidos – es muy difícil. Todo lo que podría decir es que el futuro del yoga está asegurado en las manos de aquellos a quienes les preocupa el futuro del Hombre.

Hombre es una palabra, ¡pero el hombre de Italia es muy distinto al de los Estados Unidos y definitivamente al de Inglaterra! Así que aquellos que se preocupan por el futuro del Hombre también deben saber que esta es una cultura muy distinta, con tradiciones diferentes. Como hindú, puedo no acertar con el futuro de los Estados Unidos. Por lo tanto, siempre siento que el futuro del yoga en América está más seguro en las manos de los americanos. Tal vez mucho más que en mis propias manos, porque yo soy un extranjero en América.

Mi cultura es diferente. Incluso cuando conozco tanto sobre occidente, Soy totalmente hindú en mi corazón. Esto es lo que les diría: “¡Dejemos que el futuro del yoga en América esté en las manos de aquellos americanos a quienes les preocupa el futuro del Hombre!”

 

 

Learn More

From The Blog

Recent Works